GESTO DE SUBIR

Vamos a pensar que en mayor o menor medida dependerá de la pendiente y la longitud de la zancada, pero a efectos prácticos será parecido, “solo” variara los grados de flexo extensión utilizados Nos encontramos con el pie adelantado más alto que el otro y fijo, con lo cual la tibia a de servir como base sobre la cual el fémur se ha de propulsar, hacer palanca y levantar todo nuestro peso, para ello se contrae el cuádriceps (1) lo que implica que la rotula tenga que impactarse contra los cóndilos femorales(2), y en el momento en el que se despega el pie que esta más abajo el fémur comienza a subir(3), en este punto y por las leyes físicas de las palancas, el punto donde más fuerza recibe es la articulación(4); ahora añadamos el peso, y la longitud del brazo de palanca e imaginemos la fuerza y la presión que esto supone, pues eso cada paso que damos hacia arriba.

Como decíamos antes la rotula es un hueso especial, tan especial que la cara posterior de la misma, donde se articula con el fémur, es donde encontramos el mayor espesor de cartílago de todo el organismo, esto se explica por las grandes presiones que ha de sufrir debido a la contracción del cuádriceps con la rodilla en flexión, según autores de hasta 300kg y esto sin hablar de los practicantes de halterofilia. Con lo cual nos resultara muy fácil pensar que cualquier desequilibrio, que produzca una alteración en los planos de incidencia de la rotula con el fémur, y debido al gesto tan repetitivo que supone la carrera, es muy fácil que aparezcan las tan temidas condropatias rotulianas.

De momento a nivel muscular solo he dicho que actua el cuádriceps, el resto también esta actuando, ya sea de manera antagonista (haciendo trabajos contrarios), sinérgicamente (a la vez ayudándose), funciones estabilizadoras etc… y no he hablado nada de el resto de estructuras, no hemos de olvidarnos que estas están y actúan, los ligamentos evitan desplazamientos, mantienen unidas las estructuras, el liquido sinovial, permite un buen desplazamiento de los segmentos, los meniscos vuelvo a repetir se desplazan como dos almohadillas debajo de los cóndilos femorales.

GESTO DE CARRERA EN LLANO

Solamente con el nombre ya podemos imaginarnos que la cosa va a cambiar sustancialmente, vamos a pensar un poco en lo que hacemos cuando corremos en llano y lo intentaremos comparar con la carrera en cuesta.

Aquí vamos a englobar dentro del mismo apartado el correr en asfalto y correr en pista de tierra, siempre y cuando sea más o menos llana, tendrá alguna pequeña diferencia pero ya las veremos más tarde.

En la carrera en llano la principal diferencia que encontramos es que la pierna realiza el impacto en el suelo en máxima extensión de rodilla, si hacemos memoria de lo comentado al inicio del articulo, es el momento donde la rodilla se encuentra en el punto de mayor estabilidad y rigidez, este impacto ha de ser absorbido por las estructuras blandas del cuerpo, el cuádriceps realiza una contracción concéntrica anterior al impacto e imediatamente pasa a trabajar excéntricamente para frenar el avance de la pierna, a su vez los cóndilos femorales se impactan contra los meniscos. Aquí hemos dejado de lado todo el trabajo isquiotibial tanto en el avance del cuerpo sobre la extremidad y el de flexión de la rodilla (gesto de impulsarnos), pero entrar también en este tipo de problemas complicaría aun más el tema.

En este tipo de carrera también cabe destacar que suele ser un tipo de zancada muy repetitiva y constante, con lo cual en caso de padecer algún problema mecánico de la de la marcha, como veíamos en el articulo (Los problemas de hiperpronación, ¿sólo afectan al pie? ) a base de repetición casi seguro que acabara produciéndonos algún tipo de problema.

Con lo dicho hasta ahora es lógico pensar en que un buen calzado deportivo, con una buena amortiguación, en caso de necesitarse alguna compensación ortopodológica (plantillas) para equilibrar la marcha, trabajando una buena técnica de carrera y procurando evitar terrenos duros como el asfalto o pistas extremadamente compactadas por el paso de la gente, minimizaríamos los problemas que puedan surgir del impacto.

GESTO DE LA CARRERA EN DESCENSO

He dejado este tipo de carrera para el final, por que tiene unas particularidades un poco diferentes, y como veremos posteriormente, es casi una mezcla de las dos anteriores. También cabe destacar que no es lo mismo un descenso técnico saltando de piedra en piedra, que un descenso por pista, que un descenso con mucha pendiente por asfalto.

El principal problema que nos encontramos en este tipo de carrera es la fuerza de la gravedad, que nos impulsa hacia abajo, con lo cual el impacto es mucho mayor que en la carrera en llano, esto respecto a la pierna adelantada. Ahora respecto a la pierna retrasada, lo normal es que se genere un flexión de rodilla para intentar salvar la diferencia de altura que nos implica la pendiente, lo que significa un trabajo como el que hablábamos en el gesto de 

subir, pero el trabajo del cuádriceps seria de forma excéntrica, ya que

 

se ha de contraer mientras se estira para dejarnos bajar.

En la foto podemos ver la contracción del cuádriceps y la compactación de la ro

En la foto podemos ver la contracción del cuádriceps y la compactación de la rotula contra el fémur, a partir de este momento la pierna que esta en el aire realiza una rápida extensión para buscar un punto de aterrizaje, hay que tener en cuenta que el terreno es irregular, con lo cual la pierna tiende a extenderse muy rápido para buscar un punto de apoyo firme.

En las bajadas rápidas por pista la flexión de la pierna posterior es mucho menor, pero debido a la velocidad, el impacto de la pierna adelantada es mucho mayor, a demás si pensamos en que este tipo de descenso suelen estar situados en las partes finales de las carreras, a las que llegamos con mucha mas fatiga muscular, la tendencia es la lanzar la pierna hacia delante, de una manera un tanto descontrolada, esto puede causarnos problemas meniscales, me explico.

Como decíamos en la anatomía de la rodilla los meniscos no están fijados en la meseta tibial, sino que se desplazan con los cóndilos femorales, en caso de lanzar muy rápido la pierna, puede suceder, que no le demos tiempo al menisco a situarse, quedando pellizcado entre el cóndilo femoral y la glenoide de la tibia, aplastándolo al caer sobre esa pierna; haciendo un símil, como si lo situáramos entre el yunque y el martillo.

En descensos más técnicos, en los cuales haya que dar saltos, podría darse el caso de que en el momento de aterrizar con la pierna totalmente estirada y debido al terreno, se nos torciera el tobillo, si pensamos que en el momento de máxima extensión de rodilla decíamos que la misma esta rígida, este movimiento de torsión lateral lo recibe directamente la meseta tibial, pudiendo llegar a fracturarse.

A nivel muscular, el trabajo de frenado y avance de la extremidad, sobrecarga sobre todo las inserciones musculares; uno de los puntos más conflictivos es el borde superior de la rotula en las conocidas tendinitis rotulianas.

CONCLUSIONES

Como hemos visto en este articulo cada tipo de carrera tiene un tipo de riesgo; lo que es difícil es valorar el tipo de lesiones que mas se producen en el corredor de montaña, ya que la gran mayoría de los mismos, compaginan como mínimo entrenamientos y la gran mayoría entrenamientos y carreras en todos los terrenos, con lo cual es difícil valorar si las lesiones se producen solo por un tipo de terreno. Para resumir, podríamos decir que las lesiones en la carrera en asfalto se produce por una repetición de movimientos e impacto, mientras que en montaña se producen por sobredemandas mecánicas.

Esto puede llevar a plantearnos diferentes preguntas

¿ es mejor el asfalto que la montaña?

Pues realmente es difícil de responder, pero por todo lo anteriormente descrito sí

¿cual seria el mejor terreno para correr?

Pues intentar unir las dos condiciones, seria un terreno llano o con ligeros toboganes y sobre una superficie blanda y amortiguante, como podría ser la hierba, caminos de tierra no excesivamente pisados

¿ como podriamos minimizar los riesgos?

 

Pensando un poco sobre todo lo escrito, lo primero que nos ha de venir a la cabeza, que el exceso de peso no nos va a venir bien para ninguna de las dos disciplinas, acordémonos del funcionamiento de la rodilla subiendo y el impacto de la carrera en llano. Otra cosa más que recomendable es utlizar zapatillas adecuadas, más que si de montaña o asfalto, en que sean zapatillas para correr, solo hay que fijarse en las zonas donde corre la gente habitualmente para ver lo mal calzada que va la gente; y cambiarlas cuando la amortiguación ya no sea la correcta o este deformada. También seria importante, revisar nuestra biomecánica para valorar si tenemos algún problema que por repetición pueda lesionarnos